Saltar al contenido

Cómo Calibrar la Pantalla de tu Monitor

calibrando la pantalla del monitor

La calibración de la pantalla del monitor es bastante importante si quieres obtener la mejor visualización del color y aprovechar al máximo las capacidades del monitor.

Cuando se compra un monitor o un portátil, la pantalla no se utiliza y se aprovecha casi al 100% de su funcionalidad. Sin embargo, con el paso del tiempo, el color, el brillo, la gamma, etc. ya no se reproducen fielmente. Puede que no notes el cambio gradual, pero tu pantalla puede estar peor que el día que la compraste.

Hay varias opciones con las que puedes calibrar la pantalla de tu monitor, con calibrador o sin calibrador. En Calibrador.net te vamos ha enseñar todas las formas por las cuales puedes calibrar tu monitor.

Usando un Calibrador o Colorímetro

Este método, erróneamente llamado calibración por hardware, es una opción más cara porque requiere la compra de un colorímetro para calibrar la pantalla. Pero, por supuesto, es la mejor opción si buscas buenos resultados.

Para una correcta calibración es importante contar con un factor objetivo e “imparcial” cuyo rendimiento sea constante al medir el tono, el brillo y la saturación. Nuestros ojos no tienen esta propiedad, así que tuvimos que dejarlo en manos de un accesorio especial.

Este accesorio es el colorímetro o calibrador de pantalla, y a efectos de este artículo, su uso es obligatorio. Si aún no tienes un calibrador de monitor te recomiendo que mires nuestro artículo donde encontrarás los mejores calibradores de pantalla del 2021 y a un precio asequible.

calibrar pantalla con colorímetro

Pasos antes de Empezar a Calibrar

¿Estás listo para empezar a usar tu nuevo colorímetro, recién sacado de la caja? No hay necesidad de entrar en pánico. Hay algunas tareas básicas que debe realizar antes de comenzar el proceso.

Estos son los pasos que debes seguir antes de empezar a calibrar tu monitor.

  1. Encienda el monitor con suficiente antelación para permitir que su salida se estabilice. Entre 15 y 30 minutos pueden ser apropiados.
  2. Limpie la pantalla de su monitor cuidadosamente. No tiene sentido calibrar el monitor si este proceso se ve afectado por la suciedad en la pantalla durante la calibración.
  3. Desactive el protector de pantalla de su ordenador. El proceso de calibración dura unos 15 minutos, y si el salvapantallas se activa en medio del proceso, todo tu trabajo no sirve para nada y tienes que volver a empezar.
  4. Restablecer la configuración del monitor. Si su monitor tiene un botón, verá un menú con opciones para restablecer o restaurar la configuración de fábrica.
  5. Si has cambiado la configuración de salida de tu tarjeta gráfica, desactívala. En Windows, haga clic con el botón derecho en el escritorio y vaya a Propiedades > Preferencias > Avanzadas > Color.
  6. Elimine cualquier programa de calibración de software que haya utilizado en el pasado. Por ejemplo, cualquier archivo relacionado con Adobe Gamma (Adobe Gamma Loader.exe y Adobe Gamma.cpl) aparecerá si has utilizado esta aplicación en el pasado.

Ahora puedes empezar a calibrar tu monitor.

Procedemos con la Calibración

Si has comprado el X-rite i1Display Pro (Ver en Amazon) antes de utilizarlo, debe instalar el software de aplicación en su ordenador. No conecte el cable USB del sistema de monitorización a su ordenador hasta que haya instalado el software de la aplicación.

calibrar la pantalla con X rite i1Display Pro
  1. Para los dispositivos i1Display Pro e i1Display Pro PLUS, vaya a www.xrite.com/geti1Profiler y descargue las aplicaciones de software i1Profiler e i1Profiler. Descargue e instale la aplicación de software i1Profiler en su ordenador.
  2. Una vez finalizada la instalación del software, conecte el dispositivo al puerto USB de su ordenador.
  3. El brazo difusor de la luz ambiental se encaja en la parte superior de la óptica de medición. Asegúrese de levantar el brazo difusor de la luz ambiental antes de girar el brazo difusor de luz ambiental a otra posición de medición.
  4. Para montar la unidad en la pantalla, coloque la óptica de manera que toque el centro de la pantalla, a continuación coloque el USB y el contrapeso por detrás de la pantalla. (Para ajustar la posición del contrapeso, pulse el botón del contrapeso mientras lo desliza a la posición deseada)
  5. Ajuste la posición del contrapeso según el tamaño de la pantalla. Asegúrese de que el acolchado de espuma de la parte delantera del dispositivo esté completamente apoyada en la pantalla.
  6. Coloque el dispositivo en la superficie de trabajo junto a la pantalla de manera que la cubierta de luz ambiental esté orientada hacia arriba.
  7. Gire el dispositivo hacia arriba, hacia abajo, hacia la izquierda o hacia la derecha en el punto de pivote hasta que el sistema óptico del dispositivo apunte al centro de la superficie de proyección. El sistema óptico del dispositivo está alineado con el centro de la pantalla. Para obtener los mejores resultados, acerque el aparato a la pantalla lo máximo posible y ajusta la iluminación de la sala según las condiciones de visión previstas.

Para más información pueden visitar la guía oficial del producto.

Frecuencia de Recalibración

Los expertos dicen que es una buena idea recalibrar el monitor después de unas 200-300 horas de trabajo.

¿Por qué? Es sencillo: el blanco de tu monitor después de eso no es el blanco o el brillo del último día que se calibró. En otras palabras, dependiendo de tu horario de trabajo y de lo “meticuloso” que seas con tus ajustes de color, esas 200-300 horas significan recalibrar cada uno, dos o tres meses.

Por supuesto, si tiene un interés continuo en asegurarse de que su monitor funciona correctamente, más de tres meses es probablemente excesivo. Pero, como siempre, es usted quien decide con qué frecuencia quiere comprobar que su equipo funciona correctamente.

Siguiendo los pasos anteriores, puedes estar seguro de que tu monitor está perfectamente calibrado y que los resultados que ves son lo más parecido a lo que quieres. No parece muy difícil, ¿verdad?

Sin Usar un Calibrador o Colorímetro

Si estás familiarizado con la configuración del ordenador, aquí tienes algunas formas sencillas de calibrar tu monitor tú mismo sin necesidad de utilizar un colorímetro o contratar a un profesional.

Antes de iniciar la calibración, te recomendamos que tengas en cuenta varios factores:

  • Comprueba la resolución óptima o “nativa” de tu monitor y asegúrate de que está seleccionada en las opciones gráficas. Normalmente, el sistema operativo selecciona la resolución máxima como la adecuada o recomendada. Esto supone que has instalado y actualizado los controladores gráficos correctos. Asegúrese de comprobarlos antes de iniciar la calibración.
  • Asegúrese de que la profundidad de color está ajustada al máximo. Esto se puede hacer desde el menú de propiedades del dispositivo. Utiliza tu monitor en modo de color verdadero de 32 bits. Si su pantalla funciona en modo de color de 16 bits, la profundidad de color necesaria para el proceso de calibración será insuficiente.
  • Después de encender el monitor, espere al menos de 15 a 30 minutos para “calentarse” antes de iniciar el proceso de calibración; cuanto más tiempo esté sentado frente al PC, más se cansarán sus ojos y se acostumbrarán a la luz y los colores que ha visto.
  • Mantenga una distancia normal con el monitor (la misma distancia que cuando trabaja frente a un PC). Elimine las fuentes externas de luminosidad que puedan reflejarse directamente en la pantalla y reduzca la intensidad de la luz en la habitación. No tiene por qué ser una habitación oscura, pero asegúrate de que la luz del entorno no interfiere con la visualización en el monitor.

Empezar la Calibración

Después de realizar los ajustes previos al calibraje ya podemos empezar a calibrar la pantalla.

De este modo, puedes ajustar el brillo, el contraste, etc. con los botones físicos que vienen con el monitor (situados en algún lugar del marco). Esta herramienta (Photo Friday Monitor Calibration Tool) permite ver una serie de objetos en diferentes tonos de negro, blanco y gris, de modo que los negros más claros se pueden distinguir al instante del negro verdadero y los tonos más oscuros del blanco verdadero.

calibrar pantalla sin colorímetro

Lo ideal es empezar por atenuar las luces de la habitación y ajustar el brillo y el contraste del monitor mientras se observa el diagrama; dentro de los dos grupos (claros y oscuros), deberías poder ver y distinguir todas las formas. El negro verdadero debe ser completamente negro, no gris, y lo mismo ocurre con el blanco.

Por supuesto, este método tiene la desventaja de depender en gran medida del ojo humano y puede no ser del todo preciso. Un método consiste en imprimir una foto, abrirla en el ordenador, comparar el color real en el papel con el color en el monitor y utilizar esa imagen como referencia para igualar los tonos.

Calibrar Pantalla en Windows

calibrar la pantalla windows

Windows tiene herramientas nativas para mejorar la calibración de su monitor. Para acceder a este sistema de calibración, hay que ir al Panel de Control y seleccionar Hardware y sonido ➡️ Pantalla ➡️ Calibración de pantalla.

Ahora puedes cambiar la gamma, el brillo, el contraste y el balance de color basándote en una imagen de referencia. El sistema le guía paso a paso en el ajuste de cada configuración y le indica cuando está en la calibración correcta. También puedes ajustar tu pantalla para que las fuentes sean más claras de leer.

También puedes usar herramientas externas como Calibrize, Quickgamma o Free Monitor Manager.

Calibrar Pantalla en Mac

calibrar la pantalla mac

Para calibrar la pantalla de tu Mac, vaya al menú Apple > Preferencias del Sistema, haga clic en “Pantalla” y seleccione “Color“. Luego haga clic en “Calibrar“.

El asistente de calibración de pantalla de Apple lo hace todo, desde el ajuste de la pantalla hasta la creación de un perfil de color calibrado. La cantidad de ajuste de la calibración depende del tipo de pantalla.

Cuando el perfil de visualización está listo, se establece automáticamente como perfil de color de visualización.

Si te ha gustado este artículo, no puedes perderte estos: 👇👇